Héctor Parra

Blog personal de Opinión sobre Tecnología y Software

El peligro de las licencias regionales de telefonía móvil

Publicado: jueves, 29 enero 2009 a las 4:46 pm

Según se ha anunciado recientemente, se confirma la intención del gobierno de abrir la puerta del mercado a los operadores móviles regionales. Aparte de la lectura política que muchos han dado al asunto, y a la que no quiero dedicar más que la mención, aparentemente la teoría es muy bonita, ya que se permite mayor libertad y competencia en zonas donde aparezcan nuevas ofertas, lo que debería redundar en bajadas de precio que beneficien al consumidor.

Sin embargo, lo cierto es que la telefonía es uno de los llamados “servicios universales”, lo que quiere decir que debe prestarse en todo el territorio nacional con un nivel de servicio homogéneo, como pasa por ejemplo con la televisión o con el ADSL.

Para hacernos una idea del problema, pensemos que si elegimos las seis ciudades más pobladas de España, tendremos seguro más de un 60% de los ingresos de las compañías nacionales de telefonía e internet. Es MUY caro proporcionar el servicio al resto, sobre todo teniendo en cuenta que los ingresos provenientes del consumo serán muy bajos en zonas rurales, poco pobladas, parcialmente “incomunicadas”, o alejadas del país (léase Canarias y su tristemente famoso cable submarino), lo cual se ha de hacer por el caracter universal del servicio, que intenta de esta forma garantizar que no existan “usuarios de segunda”, sino que el servicio se preste con una calidad razonable en todo el territorio.

Si bien hay casos surrealistas, como el del ADSL rural, lo cierto es que la ley protege al usuario y al final se termina disponiendo de un servicio en casi cualquier sitio, y si no es así se puede protestar y obligar al prestador a que cumpla con su obligación.

Con este cambio de mentalidad, aparecerán nuevas compañías que operarán con caracter local, y que, razonablemente, elegirán territorios donde el ROI sea máximo, para que sus inversiones reviertan en mayores beneficios. El resultado: las zonas más pobladas y rentables tendrán más operadores y las menos pobladas se quedarán como estaban.  No sólo aparecerán los “ciudadanos de segunda”, sino que las empresas que operen a nivel nacional se preguntarán porqué no pueden ellas elegir dónde prestar el servicio. Debe existir una buena regulación que permita enriquecer el mercado sin perjudicar a nadie, ya que dados los grandísimos márgenes que tienen los operadores móviles gracias a conceptos tan injustos y abusivos como el más que obsoleto establecimiento de llamada (que no facturan a los OMVs cuando les alquilan la red) o el talegazo que cobran por los SMS, bien que podrían hacer frente a un despliegue digno que elimine de una vez por todas las zonas ciegas que existen hoy en día en tantas comarcas españolas.

No olvidemos tampoco que en España hemos tenido una privatización bochornosa de la empresa estatal de telefonía, que se quedó con toda la infrastructura de telecomunicaciones que el bolsillo de nuestros mayores había pagado céntimo a céntimo, y que ahora una sola empresa dispone de infrastructura, mientras que a las demás “no les resulta rentable invertir”, ya que los costes son tan elevados como el riesgo de no recuperar la inversión. Considerando todos estos factores, no es ninguna sorpresa que la única forma de revitalizar el mercado y aumentar la competencia sea regionalizando las inversiones, de forma que algunas empresas empiecen a invertir y se vayan extendiendo poco a poco, eso sí, siempre que se controle el proceso y se aseguren los derechos básicos de los usuarios, que podemos irnos preparando a que la sombra del cobro por llamada recibida, o las múltiples tarifas en función del operador al que llamemos, vuele sobre nuestras cabezas.

No hay duda de que la telefonía móvil y su inminente explotación a nivel de datos se convertirá en protagonista de las comunicaciones en los próximos años, esperemos que sea por precio y funcionalidad y no por dividir aún más a un país en función de los habitantes de cada una de sus regiones.

Escribe un comentariio

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>